Después de 6 años el fútbol de Primera División regresó a San Luis Potosí. Todo era fiesta en el Estadio Alfonso Lastras Ramírez, sin embargo el resultado no fue lo que esperaba la parcialidad que apoyaba al Atlético de San Luis.

El escenario no podía ser mejor, localidades agotadas y el equipo local anfitrión de uno de los llamados “cuatro grandes” del futbol mexicano, los Pumas de la UNAM.

El equipo filial del Atlético de Madrid, por momentos entusiasmo, fue más que su rival, pero… Los goles no llegaron. Los delanteros no acertaron y en un tiro de esquina, el remate de cabeza del defensa Unai Bilbao el balón se estrelló en el poste.

El técnico Alfonso Sosa recurrió al equipo base que le regaló alegrías a la afición y que fueron campeones invictos en el ascenso. Para apuntalar al equipo recurrió a los refuerzos sudamericanos Camilo Mayada y Ricardo Centurión, los dos tienen buen cartel pero se les vio fuera de ritmo, se esperan más cosas de ambos.

Las localidades fueron agotadas.

El San Luis fue mejor en la primera parte, los Pumas en la segunda mitad, la diferencia fue que los universitarios si concretaron las oportunidades que tuvieron. El resultado fue de 2 – 0, el paraguayo Carlos González bajo un balón en el área y de pierna derecha lo mando a las redes. En el ocaso del partido en un cobro de tiro de esquina Luis Quintana aprovechó la pésima marca para rematar de cabeza y dejar el marcador final.

El Atlético de San Luis y sus aficionados deben esperar otra oportunidad para festejar en casa, de lo contrario se empezará a sufrir en la tabla porcentual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí