Las primeras noticias llegaron desde el norte del continente. Mike Van Boekel, líder sindical de General Motors en Canadá, reveló el recorte en la producción que haría la armadora, lo que afectaría a trabajadores de Canadá y México, donde se ensamblan los vehículos GMC Terrain, la Chevrolet Trax y la Chevrolet Equinox.

Entre los ajustes al proceso de producción, que el mercado está deprimido y el crecimiento del 0.01 por ciento del país causado por la falta de confianza de los inversionistas por las decisiones que ha tomado el Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador en materia económica, han repercutido de manera negativa a la marca.

Finalmente tras una semana de incertidumbre se confirmó que de un total de 7 mil empleados en la planta General Motors Company de Villa de Reyes, habrá un recorte de 260 plazas, informó la vocería de la compañía en México.

Aunque en un principio se especuló de la posibilidad de que se recortarán de tres a dos turnos, finalmente se confirmó que la afectación en el recorte de personal sólo sería en un turno.

Sobre esta decisión el Gobernador del Estado Juan Manuel Carreras, señaló: “El recorte de personal por bajas ventas es un proceso natural en las decisiones que toman las compañías por las necesidades de su propio mercado”.

Dado al panorama adverso de bajas ventas en el sector automotriz, el Gobernador celebró que el recorte no sea mayor y que se mantengan planes de expansión de la empresa.

El hecho de que en la planta, además de la fabricación de vehículos, se manufacturen transmisiones, ayuda a la diversificación del trabajo, y así, puedan realizar un reacomodo que no afecte a la menor cantidad de trabajadores, indicó Carreras López.

«Siempre se buscará un contexto que contenga planes expansivos», señaló Carreras López, pero las empresas están sujetas a un mercado interno y de exportación que no siempre favorecen, por lo que tienen que tomar decisiones como estas.

En días anteriores, el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de San Luis Potosí, indicó que las personas que se vean afectadas por la eliminación de un turno tendrán el apoyo para tratar de reubicarlos en otra empresa.

General Motors fue gestionada por el gobernador panista Marcelo de los Santos e inició con la generación de mil empleos y una inversión de mil millones de dólares fundando así el llamado clúster automotriz en territorio potosino.

El despido de personal en la planta Villa de Reyes permitirá conservar empleos en Canadá donde es más difícil lidiar con los sindicatos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí