ZARAGOZA, S. L. P. – De nueva cuenta, un grupo de inconformes ciudadanos tomaron Palacio Municipal, impidieron el ingreso de trabajadoras y trabajadores al inmueble, exigen auditoria a fondo a la actual administración que encabeza Paloma Bravo García, por parte de la Auditoría Superior del Estado, así como el despido de los funcionarios “foráneos”.

Pero ahora el grupo ya no es solo de ciudadanos, sino también está conformado por algunos funcionarios de la actual administración, quienes exigen la destitución, juicio político contra la alcaldesa, a quien hicieron serias acusaciones, para solventar su petición de juicio político.

Durante una conferencia de prensa, la cual se realizó en la capital del estado, varios funcionarios del Ayuntamiento de Zaragoza pidieron la intervención directa del gobernador Juan Manuel Carreras y una auditoría a la alcaldesa Paloma Bravo García por parte de la ASE, pues se asegura ha incurrido en malos manejos.

Los manifestantes acusaron a la Alcaldesa de desvío de recursos públicos mediante la contratación de empresas fantasma, así como de despedir a residentes del municipio para rodearse de colaboradores foráneos.

Los funcionarios manifestantes que rechazan a Bravo García son; Patricio Rocha Santana, director de Servicios Municipales, Francisco Gómez Gallegos, director de Deportes, así como el primer regidor Rafael Cárdenas Govea y el propio Tesorero municipal, José Alberto Sánchez Gómez, porque la alcaldesa no ha cumplido compromisos pactados de manera previa.

Ellos fueron quienes en la capital potosina informaron de una nueva toma de la Presidencia Municipal desde las 7:00 de la mañana del lunes, dieron el clásico “madruguete”. Indicaron que la toma de la Presidencia será de manera permanente hasta que se le sea destituida del cargo.

Señalaron “gastos excesivos en diversos rubros, mientras que por otro lado, no se nos pagan nuestros sueldos, como el de la quincena pasada. Piden al Gobierno del Estado que ponga los ojos en Zaragoza antes de que pase algo lamentable”.

Acusaron a Bravo García de “despedir a la gente que en campaña pidió el voto para ella, casa por casa” y mencionaron entre los despedidos al director de Salud, la directora de Desarrollo Urbano, la directora de INAPAM y la persona del Archivo Municipal, áreas que hasta hoy permanecen acéfalas.

En cambio, contrató a 15 foráneos en áreas estratégicas como Desarrollo Social, Contraloría y la Secretaría Particular, además de fotógrafos y otros puestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí