SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Algunos lugareños de las inmediaciones de la Estancia de Atotonilco, reportaron a las autoridades locales que entre el monte, en esa localidad, se encontraba una res muerta y despedía nauseabundos olores, pero el problema es que ya eran varios los animales que encontraban en esas condiciones y ninguno de los vecinos eran dueño de esos animales muertos.

Se realizó una visita de campo, acudieron al lugar para verificar o descartar el reporte realizado por los vecinos y se dieron cuenta que al menos una res se encontraba en pleno campo abierto, entre el monte, en avanzado estado de descomposición.

Suponen los mismos vecinos de la localidad se trataba de un animal enfermo y fue llevado ahí para abandonarlo, posible muerto o a punto de morir. Lo dejaron a su suerte, pues enfermo ya ningún provecho le podrían sacar.

Comentaron que en las inmediaciones donde fue encontrado el animal muerto, han encontrado otros y, también cerca, se localizan los corrales de una empresa que se dedica a comercializar cárnicos en cantidades bastante significativas, por lo cual no estaría por demás dieran vistas a las autoridades de Ecología.

Se dieron instrucciones al Departamento de Ecología para que acudiera al mencionado lugar, para investigar si, efectivamente el animal encontrado en avanzado estado de putrefacción había formado parte del ganado de la empresa que tiene sus corrales en la Estancia de Atotonilco.

Cabe señalar que los mismos vecinos indicaron que en ocasiones los olores fétidos son bastante fuertes y temen puedan estar expuestos a problemas de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí