Villa de Reyes, S.L.P.- Violentando las leyes ambientales y de salud, la presidencia municipal de Villa de Reyes construye un basurero clandestino en la zona conocida como Granadillas, perceptible desde la carretera San Luis-Villa de Reyes a la altura del kilómetro 142.

En la comunidad a nadie le pidieron permiso, simplemente empezaron a escarbar y luego los camiones a llevar la basura que genera la población de la cabecera municipal y de otras comunidades y ejidos.  Habitantes denuncian que es muy posible que se depositen ahí desechos de las empresas instaladas en los diversos parques industriales que operan en el municipio.

La gente de Granadillas es muy pobre, pero eso no los hace ciudadanos de segunda como para que Erika Briones les construya un basurero clandestino en su comunidad, mucho menos cuando se pone en peligro la salud de la población, debido a que se trata de un tiradero a cielo abierto, cuyos escurrimientos llegan prácticamente en directo a los mantos freáticos que abundan en esa zona.

El Ayuntamiento de Villa de Reyes no cumple las normativas que ordenan las leyes para la construcción de rellenos sanitarios para residuos sólidos urbanos, residuos de manejo especial y otros requisitos que incluyen estudios previos, disposición final de residuos y confinamiento de aquellos que pueden ser peligrosos para la salud de los habitantes y que ponen en riesgo los ecosistemas del sitio.

De acuerdo con la Ley, antes de construir un tiradero, la autoridad debe realizar estudios técnicos de impacto para protección ambiental, selección del sitio, diseño, operación, monitoreo, clausura y obras complementarias que tienen que ver con la generación de un sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos y de manejo especial.

La norma 004 de SEMARNAT habla de límites máximos permisibles de contaminantes que se refiere a los llamados “lodos” que son los restos de los residuos que son sometidos a disposición final.

Hay otra norma, la 087 de SEMARNAT SSA1-2002 que habla de protección ambiental-salud, ambiental-residuos peligrosos, biológico infecciosos (corresponden a hospitales, centros de salud), clasificación y especificaciones de manejo.

Antes de operar ese tiradero, el Ayuntamiento de Villa de Reyes y Erika Briones, debió observar la norma MMX-AA-016-1984 que habla sobre la protección al ambiente, la contaminación de suelo-residuos, sólidos municipales-determinación de humedad.

De acuerdo con la Ley, las condiciones mínimas que debe cumplir cualquier sitio incluye que no se deben ubicar dentro de áreas naturales protegidas, en localidades mayores a 2 mil 500 habitantes, no deben ubicarse en zonas de marismas, manglares, esteros, pantanos, humedades, planicies, aluviales, pluviales, recarga de acuíferos, arqueológicas, ni sobre fallas, cavernas o fracturas geológicas.

La ubicación entre el límite del sitio de disposición final y cualquier pozo de extracción para agua de uso doméstico, industrial, riego y ganadero, tanto en operación como abandonados, será de 100 metros adicionales a la proyección horizontal de la mayor circunferencia del cono de abatimiento.

Estudios que debió hacer el Ayuntamiento de Villa de Reyes:

Antes de poner en operaciones el tiradero, la alcaldesa de Villa de Reyes debió ordenar un estudio geológico, hidrogeológico, evidencias y uso del agua subterránea, identificación del tipo de acuífero, análisis del sistema de flujo, debió realizar un proyecto de construcción y operación previo estudio y análisis, un estudio topográfico, geotécnico de exploración y muestreo de laboratorio, una evaluación geológica, hidrogeológica, de generación de biogas y generación de lixiviados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí