Pozos, San Luis Potosí, SLP.- Amarrado a un poste terminó un presunto ladrón a quien sorprendieron robando en un domicilio de la Delegación de Villa de Pozos. Vecinos de la calle Centenario lo agarraron y lo detuvieron, pues ninguna patrulla llegó.

Cansados de hablar a los teléfonos de seguridad y que nadie atienda, los habitantes de la Delegación de Pozos prefirieron amarrar y darle unos golpes en la cara como escarmiento.

Luego de que por fin contestaran, se presentó en el lugar una patrulla de la Fuerza Metropolita quien rescató al presunto ratero de la turba molesta.

Esperaban que una de las 153 patrullas que rentó el Ayuntamiento, supuestamente para la seguridad de los potosinos, llegara para que lo detuviera, pero como están guardadas, ninguna llegó, así que hicieron el trabajo de los policías.

Con Información de Código San Luis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí