SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Por la mañana fue reportado el hallazgo del cuerpo de una persona, en la cuneta divisoria de ambos carriles, en las inmediaciones de la comunidad Ojo Caliente, el responsable del percance se dio a la fuga, no se cuenta con las características del vehículo, pues al parecer no hubo testigos del accidente. Acudieron las autoridades a tomar conocimiento.

Fueron algunos automovilistas quienes al amanecer pasaban por el lugar y vieron que en medio de la cuneta divisoria se encontraba el cuerpo de una persona, un hombre, el cual al parecer había sido atropellado. De inmediato llamaron a los servicios de emergencia, a través de celulares, al 911. Fue pasado el reporte a los paramédicos y una ambulancia se trasladó al lugar referido.

Cuando llegaron los paramédicos y revisaron el cuerpo de la víctima, el cual se encontraba boca abajo y a simple vista se le apreciaban diversas fracturas, se dieron cuenta que nada podían hacer por su vida; tenía rato de haber dejado de existir y se dio aviso a las autoridades ministeriales y a la Policía Federal.

Llegó primero un oficial de la Policía Federal, quien tomó datos del caso, el ahora occiso vestía pantalón de vestir, gris, camisa amarilla y chamarra azul oscura o negra, calzaba tenis.

Más tarde llegaron agentes de la Fiscalía General del Estado, con ellos lo hicieron empelados del Laboratorio de Criminalística y Servicios Periciales, así como trabajadores de una funeraria particular la cual, inexplicablemente a todos los casos donde una persona pierde la vida, sea en la vía pública o en viviendas, siempre acuden, al parecer avisados por los mismos agentes policiales.

Luego de certificar las lesiones que presentaba el cuerpo del ahora occiso, se dieron instrucciones para ser levantado y llevado al Servicio de Medicina legal, para la práctica de la autopsia y establecer las causas del fallecimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí