TIERRA NUEVA, S. L. P. – Se llevó a cabo, como año, la celebración de las fiestas patronales en el barrio de Los Moros, en honor al santo patrono del mismo, San Juditas Tadeo, santo venerado y reconocido como efectivo en casos desesperados y difíciles. Fue una verdadera fiesta familiar, la cual terminó con saldo blanco, salvo algunos escandalosos, pero nada grave.

La capilla erigida en su honor vistió sus mejores galas, el altar estuvo de lo mejor adornado, incluso la plaza estuvo muy bien adornada, para recibir a cientos de personas que durante todo el día del lunes llegaron a la misma para rezar sus oraciones. La santa Misa fue oficiada por el párroco de la parroquia de San Nicolás Tolentino. Hubo entradas de cera y peregrinaciones.

Se recordó al señor don Martín Donjuán, quien fuera uno de los principales donadores de la capilla, quien apenas hace unos días dio su adiós a la vida, pero dejó un gran legado a su familia y muchos amigos que le recordarán por siempre con cariño.

Sin lugar a dudas, una gran fiesta la que se vivió en Los Moros, se llevó a cabo el tradicional jaripeo baile, eventos deportivos, entre ellos un torneo de futbol rápido, hubo danzantes y sin faltar la tradicional quema de pólvora, los ya bien conocidos juegos pirotécnicos.

Al finalizar el evento, con el tradicional baile, el saldo fue blanco, como se señala en líneas anteriores, solo algunos conatos de bronca entre algunos de los asistentes que andaban bajo los efectos de las bebidas embriagantes, pero al rápida intervención de la policía evitó que las cosas pasaran a mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí