VILLA DE REYES, S. L. P. – De un tiempo a la fecha, el combustible para las ambulancias del municipio ha sido restringido por las autoridades del ayuntamiento, lo cual ha afectado sensiblemente el servicio que se presta, principalmente a personas habitantes de comunidades que requieren el auxilio de esas unidades con paramédicos, para el traslado de familiares enfermos a clínicas o centro de salud.

Antes, por tratarse de vehículos para servicios de emergencia, para el traslado de heridos en accidentes o bien para llevar de alguna comunidad a alguna clínica o centro de salud a algún enfermo, el cual por cualquier circunstancia no pudiera trasladarse por sus propios medios, las ambulancias prestaban ese apoyo.

Sin embargo, de hace algunos días, comenzaron a restringir el llenado de los tanques de combustible para las ambulancia, pese a tratarse de vehículos para emergencias, ahora la gasolina se les entrega por algunos litros, ya no como antes que era el llenado completo del tanque. No les dieron explicación alguna por parte de las autoridades.

Pero el problema ahora no es ni siquiera para los paramédicos, sino para la gente que era apoyada con el servicio, muchas personas no cuentan con vehículos para llevar a sus enfermos hasta cabecera, cuando son de comunidades alejadas, además siempre se requiere que vaya con el enfermo alguna persona que conozca de primeros auxilios y los paramédicos sí están capacitados para ello.

Finalmente cabe señalar que en realidad no se trata de una medida de austeridad, sino de tratar de cubrir un faltante por unos tres millones de pesos, pero afectan a personas en estado de vulnerabilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí