Quieres maleducar a un joven, dale dinero que no le cueste y que lo pueda malgastar. A una edad puberta es muy difícil que se pueda valorar lo que se obtuvo sin ningún esfuerzo y para lo cual sólo estiró la mano.

Pensar que lo va a gastar de manera responsable es algo todavía más complicado.

Si los padres le dan todo a los hijos alimentan su avaricia, la flojera, el materialismo, el egoísmo y por supuesto lo harán una persona superficial. ¡Ahora! Si esa acción la realiza el Gobierno Federal con un objetivo clientelar, la acción es más lamentable.

En la semana tuve la oportunidad de platicar con un joven emocionado; habían ido a su escuela y a todos los compañeros les habían dado una beca de 3 mil 200 pesos; como suele suceder en estos casos no todos necesitan ese recurso, porque hay alumnos a los cuales sus padres les resuelven todas sus necesidades económicas.

Los padres del joven dentro de sus posibilidades le han ofrecido una buena calidad de vida; aunque nunca le habían regalado esa cantidad de dinero, por ello su emoción al recibir la Beca del Bienestar.

Con ese recurso, dicho estudiante pensó en gastarlo en diferentes gustos como comprarse un X box y al final tomó la decisión de adquirir ropa.

También me platicó que un compañero el cual sus padres siempre le han comprado ropa de marca, invirtió ese recurso en comprarse un par de tenis.

Esto también me hizo recordar las imágenes que se viralizaron en redes sociales de jóvenes que gastaban ese recurso en centros de prostitución que ofrecían inclusive la promoción de hora feliz al 2 x 1.

Por supuesto que muchos de los padres de los jóvenes que recibieron la beca no están de acuerdo con esta acción, consientes de la situación que impera en el país, en el que no hay crecimiento económico, hay recesión y pérdida de empleos.

El regalar dinero de esta manera y sin ningún criterio en la entrega es algo en lo que no estoy de acuerdo, más cuando en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no hay medicamentos para los niños que tienen cáncer o de los enfermos que requieren medicamento controlado y el cual no ha sido surtido.

Ese dinero muy bien podría haberse destinado al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) donde los médicos trabajan bajo protesta y donde está en peligro la vida de los pacientes ante los recortes que se han presentado a la salud.

También hay que sumarle que hay recortes al campo, estancias infantiles, educación, ciencia y deporte entre muchos otros rubros.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020, las Becas del Bienestar recibieron un generoso incremento y por supuesto no hay reglas de operación.

Es lamentable que el Gobierno Federal se estén enfocando más en como ganar las próximas elecciones que pensar en el desarrollo y en el futuro del país.

Se está mal administrando el recurso porque ese dinero que hoy se regala, le costó a otros ciudadanos que con sacrificios pagaron sus impuestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí