Aunque para algunos, el ver las copas de los árboles, principalmente de los pinos, blanquear por las heladas o por el agua nueve que ha caído en la sierra de Álvarez, el otro lado de la moneda es la situación de riesgo  en la que se encuentran cientos de familias que habitan en las comunidades asentadas en esa zona, quienes por siempre han vivido en situación de vulnerabilidad.

Las temperaturas de dos grados bajo cero en varias partes del estado, y hasta de tres bajo cero, ponen en riesgo la de por sí precaria situación en la que viven cientos de familias de comunidades de este municipio, enclavadas en la mencionada sierra, si en cabecera ha pegado fuerte el cierzo invernal, en la serranía es peor.

En la comunidad de San Francisco, Las Rusias y algunas otras, además de las bajas temperaturas, se tiene humedad, con ello, el problema climático para los habitantes del área se torna mucho más difícil. Hasta el momento no se sabe si las autoridades municipales hayan tomado cartas en el asunto, se hayan implementado algunas acciones para apoyar a esa gente.

También se han hecho llamados a los conductores de vehículos, para extremar precauciones al desplazarse sobre la carretera 70, Tampico-Sánchez Román, en el tramo comprendido de Rioverde a San Luis, pues la carretera se torna resbaladiza y por ello bastante peligrosa, más de lo de costumbre.

Se espera que las autoridades tomen en consideración la situación apremiante en la que se encuentran habitantes de las localizadas enclavadas en la sierra, donde se requiere el apoyo inmediato, más allá de buenos deseos para navidad, o promesas de obras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí