En un Estadio la Corregidora en el cual a los aficionados de San Luis se les impidió el ingreso, el Atlético derrotó un gol a cero a los Gallos Blancos de Querétaro en un encuentro considerado como clásico regional y de alto riesgo por la Federación Mexicana de Fútbol.

Fueron pocos los potosinos que pudieron burlar los filtros de seguridad que fueron instalados desde la carretera 57 para impedirles el acceso al inmueble, reportan que fueron cinco autobuses los que por lo menos regresaron. Todavía en las taquillas del inmueble solicitaban a los aficionados que demostraran que eran del equipo local o una identificación que demostrara que eran de Querétaro. Los que accedieron al Estadio lo hicieron camuflajeados. ¡Hasta donde hemos llegado!, dijo un aficionado de San Luis que pudo burlar la seguridad.

Fueron pocos pero al final salieron contentos en un encuentro cerrado con pocas oportunidades y donde los dos equipos bien dirigidos se neutralizaron en el medio campo.

Los primeros minutos fueron más intensos y cambió cuando cayó el gol de los potosinos. Al minuto 15 Nicolás Ibáñez realizó un impecable cabezazo que significó el tanto. Diego Hernández mandó una increíble asistencia que fue aprovechada por el letal delantero del Atlético de San Luis que remató picado al arquero local que no pudo evitar que el esférico se fuera a las redes.

Con este resultado el equipo potosino es sexto de la Tabla General con 12 puntos. Los Gallos Blancos se quedaron con la misma puntuación y son quinto lugar por mejor diferencia de goles. El Atlético San Luis recibe el viernes a los Bravos de Ciudad Juárez con las expectativas de seguir subiendo en la tabla general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí