VILLA DE REYES, S. L. P. – Los sábados y domingos, por la tarde, la venta de alcohol, al menos en depósito y tiendas de vinos y licores, ha sido restringida en la actual administración municipal, los negocios dedicados a la venta de este tipo de productos tienen la obligación de suspender la comercialización de los mismos, en una aparente acción de frenar el incremento de delitos que se cometen bajo el influjo de las bebidas embriagantes.

En efecto, desde el inicio de la actual administración municipal a solo unos cuantos días de haber iniciado se avisó a los propietarios y/o encargados de los establecimientos comerciales que expenden bebidas embriagantes a dejar de vender, a partir de las 16:00 horas, aunque para quienes acostumbran su consumo compran desde temprana hora los mismos una buena dotación para seguir la farra.

Aunque dicha medida no parece haber dado buenos resultados, pues los hechos delictivos no han cesado, por el contrario, el incremento de las cifras de hechos violentos van a la alza y, peor aún, cada vez son más los eventos criminales que se reportan y con una policía sin dispositivos eficaces para hacer frente a esas eventualidades, la situación es más que complicada.

Madres y padres de familia informaron a este medio de comunicación que si bien, la medida pareciera a encaminada a contrarrestar el consumo desmedido de bebidas embriagantes, lo cierto es que no se ha visto que efectivamente de buenos resultados, pues bajo los influjos del alcohol o sobrios, los delincuentes hacen de las suyas.

Indican que es curioso que los días, que son muchos fones de semana, que hay bailongos con bandas gruperas, la venta de cerveza no se detiene, pero esto ya lo hacen las mismas autoridades y convierten en enorme cantina y letrina el jardín principal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí