SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – En una fosa clandestina, fueron encontrados los cadáveres de dos hombres, uno de ellos, el primero que encontraron tenía la cabeza cubierta con una playera. El hallazgo sucedió en la localidad de El Fuerte, se encontraba en una zanja, al lado de un camino de terracería fueron vecinos de esa comunidad quienes lo descubrieron y dieron aviso a las autoridades. Fue el domingo por la noche.

Labriegos, vecinos de El Fuerte, se dirigían a sus respectivos hogares y al pasar cerca de una zanja, la cual se encuentra a un lado del camino, se dieron cuenta que sobresalía de entre un montón de tierra algunas artes de lo que parecía ser el cuerpo de una persona. Sin perder tiempo llamaron por celular a la Dirección General de Seguridad Pública Municipal de Santa María del Río.

Llegaron, como primeros respondientes agentes de la corporación ante mencionada, ellos al darse cuenta que el reporte era efectivo, procedieron al acordonamiento del área y reportaron el evento a los agentes de la Policía de Investigaciones de la Fiscalía General, así como personal del Laboratorio de Criminalística y Servicios Periciales.

Llevaron a cabo el procesamiento del escenario del hallazgo, así también buscaron y recabaron indicios de probable evidencia. El cuerpo del hombre, quien contara con unos 40 años de edad, también fue revisado para certificar las lesiones que presentaba. Entre sus pertenencias no encontraron algún documento que permitiera lograr su identificación.

Fue subido el cadáver a un vehículo oficial, para proceder a su traslado al Servicio de Medicina Lega, para la práctica de la autopsia de ley y así establecer con precisión las causas que originaron su fallecimiento.

Descubrieron el segundo cuerpo semi sepultado

A solo unos cuantos metros de donde fuera encontrado semi enterrado el cadáver de una persona, en una zanja, fue localizado otro cuerpo, ya en estado de putrefacción, el cual era devorado por los canes. De inmediato acudieron agentes policiales al lugar.

Se pudo establecer que unos habitantes de la mencionada comunidad pasaban por el lugar y se dieron cuenta que algunos canes se daban un festín con el cuerpo de una persona, cerca del lugar donde el domingo pasado había sido encontrado otro cadáver. Sin perder tiempo fueron a dar aviso a las autoridades de la localidad y las mismas se encargaron de reportar a cabecera municipal.

Fueron al lugar agentes uniformados, para confirmar o descartar el reporte, cuando estuvieron en el sitio encontraron ya a varias personas, las cuales se habían encargado de retirar a los canes y resguardaban, a  distancia, los restos humanos. Los agentes procedieron al acordonamiento del lugar y esperaron a la llegada de agentes de la Policía de Investigación y personal de periciales.

Al parecer el caso del cadáver encontrado semi enterrado en la zanja el domingo pasado, está relacionado con el cuerpo encontrado ahora. Las autoridades no han informado de ninguno de los dos hallazgos. Tampoco las causas de ambos fallecimientos.

Al parecer la Policía de Investigaciones, a través de su área de “Inteligencia” desentrañaba el misterio de la muerte del primer cuerpo encontrado, cuya área probablemente no fue bien revisada y por eso pocas horas después fue descubierto, por lugareños el segundo cadáver.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí