SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – La Casona, como es conocido el inmueble donde despachan diferentes dependencias municipales, suspendió actividades desde el lunes pasado, por el problema sanitario que se vive a nivel mundial y fue una decisión local, para tratar, en lo posible, evitar posibles los contagios y mantener al territorio fuera de la lista de personas infectadas.

En la puerta principal del inmueble fueron colocados avisos donde se daba a conocer que por disposición oficial se restringía el acceso a las personas a ese lugar, pues las actividades normales de atención al público habían sido suspendidas y sería hasta nuevo aviso cuando las condiciones fueran las adecuadas, cuando no existiera peligro de exponerse a algún contagio del COVID-19.

No pocas personas acudieron al lugar, sin embargo se encontraron con los anuncios, pegados en la puerta y en el muro, donde se explicaba por qué no se iba a atender al público, por la propia seguridad de la ciudadanía, igual, la persona que se encontraba en la puerta les daba explicaciones a quienes las pedían, pues algunas personas se habían trasladado de comunidades, con problemas de movilidad.

Pero no solo se dio es situación en La Casona, también en Palacio Municipal, ahí solo se permitía la entrada a una sola persona, los acompañantes debían quedar en la calle, igual, había anuncios colocados en la entrada de la puerta, donde se avisaba dela medida adoptada por las autoridades municipales, también el motivo de las mismas. Mientras en las calles, principalmente en las plazas principales, la Hidalgo y la Martín Bautista se encontraban solas, ningún vendedor ambulante, tan solo una persona que elaboraba artesanías de ixtle.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí