SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Como consecuencia de la actual contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, los organizadores de las visitas de la Virgen Peregrina, debieron suspender las visitas. La última que se tuvo fue en la comunidad de Cañada de Yáñez, donde estuvo hospedada en la casa de una conocida y querida familia y a donde acudieron cientos de personas para homenajearla, cantarle y rezarle.

Ya se tenía enlistada la siguiente visita, en otra comunidad, pero ante la gravedad de la situación que se vive, los organizadores decidieron suspender, aunque fuera de manera temporal, el eterno peregrinar de la venerada imagen.

Así lo hicieron saber a la familia que estaba en la lista de espera, igual a las familias que seguían en la lista, se les explicó cuál era la decisión tomada, aunque de hecho también a ellos se les había comunicado la orden de suspender las visitas, las cuales serán reprogramadas, tan pronto como pase la emergencia.

El día de su despedida del hogar de la familia de la localidad Cañada de Yáñez, fue despedida la venerada imagen por prácticamente la totalidad de los habitantes de la comunidad, entre rezos y cánticos, le acompañaron hasta el lugar donde quedará resguardada, en este caso en el templo parroquial, donde también había un grupo de personas para recibirla.

Finalmente, se informó que es solo temporal la suspensión de las visitas que se realiza con la venerada imagen, por comunidades, rancherías, así como barrios y colonias de la mancha urbana. Cuando se reanuden las visitas, se avisará con tiempo a la gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí