SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Por fin las autoridades dejaron el discurso parta poner manos a la obra, ya no solo se trató de apabullar a la ciudadanía con los consabidos mensajes de; lavarse las manos, no saludarse de mano ni de beso y quedarse encerrados en casa, sin salir, y si acaso lo hacen, sea solo para algo realmente indispensable y bajo estrictas normas de seguridad.

Ahora se pasó a otra fase; la sanitización del mercado municipal, de las plazas públicas, principalmente el Jardín Hidalgo y la Plaza Martín Bautista. Cuadrillas de trabajadores desde temprana hora llegaron al mercado municipal para proceder a la sanitización del mismo, aprovecharon que todos los locales se encontraban cerrados, tal y como debía ser, luego de haber sido avisados los locatarios que así debían hacerlo.

El COVID-19 ha obligado a los habitantes del municipio a cambiar sus rutinas diarias de vida, por principio de cuentas se les ha invitados a permanecer en sus viviendas, en cuarentena, hasta que la pandemia haya pasado, aunque muchos de los ciudadanos han externado su preocupación por no contar con lo necesario para estar aislados por varias semanas, pues los alimentos escasean.

A partir de las cinco de la tarde, las calles y plazas quedan completamente desiertas, solo esporádicamente se pueden ver algunos vehículos motorizados por las arterias, además los patrullajes que realizan la Policía Municipal, Policía Estatal y Guardia Nacional inhiben a la gente a salir a deambular, sin tener necesidad de hacerlo. Los trabajos de sanitización van a continuar, por el tiempo que sea necesario, de acuerdo a lo divulgado por las autoridades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí