SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Con la imagen de Jesús resucitado, el párroco Juan Rodríguez, de la parroquia de Nuestra señora de la Asunción, recorrió calles de esta cabecera, para bendecir casas. Fue recibido a su paso por familias de todos los estratos sociales que agradecieron su presencia en barrios y colonias donde se requiere, en estos momentos aciagos, la voz amiga del representante de Jesucristo en la tierra.

Cuando la situación en esa cabecera parecía empeorar, a causa de la pandemia que azuela no solo al municipio y a México, sino al mundo entero, el párroco decidió salir, llevar el mensaje de amor, de paz, de esperanza a miles de personas que sufren los estragos de este mal que ha cobrado ya, en el mundo entero, miles de vidas y, según se dice, lo peor está por venir.

A bordo de una camioneta, tipo pick-up, el sacerdote, con la figura de Jesús resucitado, salió a recorrer las calles, invitaba a la gente a salir para bendecir, desde una sana distancia, sus viviendas, sus hogares. Fueron cientos quienes aprovecharon pasa sacar recipientes con agua para pedir la bendición de la misma, no tan solo de sus viviendas.

Niños, gente adulta, hombre y mujeres, de la tercera edad, todo, los moradores de las viviendas salieron de las mismas a agradecer la visita del párroco y pedir una oración por ellos, por sus familias, mientras el párroco seguía con el ritual de bendecir las viviendas. Bastante devoción entre la grey católica de este municipio quedó demostrada.

También el párroco recomendó a los feligreses mantenerse en sus viviendas, salir solo cuando sea inevitablemente necesario, para no ponerse en riesgo ni ellos ni sus familias. Unidos, como uno solo el momento actual de incertidumbre pasará.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí