TIERRA NUEVA, S. L. P. – En el filtro sanitario instalado en el ramal de la carretera 57 a cabecera, a la altura de la entrada a la localidad de El Piquín, fueron interceptados varias personas de nacionalidad china, a quienes les preguntaron el motivo de su visita a Tierra Nueva, sin embargo por el problema del idioma, no fue posible entender a qué iban y se optó por no permitirles continuar su camino.

Fue poco después del mediodía cuando personal de la Guardia Nacional, Seguridad Pública del Estado, así como agentes de la Policía Municipal, comisionados en el lugar antes mencionado marcaron el alto, como lo hacen con todos los vehículos que se dirigen a cabecera, al conductor de un automóvil Toyota, de la línea Corolla, blanco, donde viajaban varias personas de origen chino.

Pero surgió el problema del idioma; los chinos no entendían el español y los policías tampoco el chino. Uno de los agentes, quien habla el idioma inglés, así trató de entenderse con los viajeros, pero resultó que tampoco los chinos sabían el inglés y fue así prácticamente imposible recabar información sobre el motivo de la visita de los extranjeros a Tierra Nueva.

A las autoridades no les quedó otra salida que negar el paso al vehículo y sus ocupantes, trataron de hacerles entender que se trataba de una medida adoptada por las autoridades ya casi a nivel nacional, para tratar, en lo posible, salvaguardar la salud de la población, ante la amenaza del COVID-19.

Tal vez sin entender el por qué no se les había permitido continuar su camino, los chinos regresaron para tomar de nueva cuenta la carretera federal México-Piedras Negras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí