SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – En la entrada principal a cabecera, delante de donde se encuentra la pequeña rotonda, fue instalado un retén por parte de la Dirección General de Seguridad y Policía Vial Municipal donde se detiene el paso a conductores de vehículos que desplazan con dirección al centro del pueblo, para evitar la entrada de personas ajenas a la municipalidad y que no tengan asunto urgente que ir atender.

Desde la semana antepasada, fueron instaladas patrullas municipales con personal uniformado, para detener el paso de vehículos que se dirijan al núcleo poblacional, preguntan a los ocupantes del automotor a dónde se dirigen, si acaso dicen ser vecinos del pueblo, si no les son conocidos les piden alguna identificación, para saber que efectivamente radican ahí.

Dicho filtro fue instalado para evitar que puedan entrar personas, a la mancha urbana, que presenten síntomas de fiebre o aquejados por males respiratorios, para evitar, en lo posible, contagios de coronavirus, ya conocido como COVID-19.

Los agentes son accesibles, pues algunas personas que no bien en el pueblo explican el motivo de su presencia en el lugar y del porqué necesitan entrar a la población, luego en caso de efectivamente demostrar que requieren entrar por causas realmente esenciales, les franquean el paso y pueden llevar a cabo las diligencias que les llevaron al pueblo.

La revisión se realiza a todos y cada uno de los vehículos. No se dijo hasta cuándo estará el retén en ese lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí