ZARAGOZA, S. L. P. – Anuncio la alcaldesa que no serán nueve los kilos de gas licuado de petróleo los que va a regalar a tres mil familias, sino diez kilos, por medio de vales, tanto en cabecera como en las localidades, aunque será difícil que puedan servir esos vales a las familias que viven en situación de vulnerabilidad, pues de hecho casi todas cocinan con leña, no cuenta con estufa de gas.

Otro problema sería el que si nada tienen que cocinar, de muy poco les puede servir el gas, pues en realidad lo que la gente requiere, más en estos días, son alimentos no perecederos, agua potable. Algunas personas indicaron que en realidad las personas que viven en comunidades de la sierra, de muy poco o de nada les puede servir un vale por diez kilos de gas butano.

Como una gran ayuda para la población, la presidenta anuncia a través de redes sociales, las oficiales del ayuntamiento, el “apoyo” supuestamente dirigido a personas de escasos recursos, cuando en realidad lo que se requieren son alimentos y no combustible, pues si no se cuenta con la materia prima, entonces para qué puede servir contar con el energético.

El clamor generalizado es que les lleven alimentos, agua embotellada, para así tener algo en sus cocinas para alimentarse, pues la idea de regalar vales para el suministro de una tercera parte de un cilindro de gas de 30 kilos pudiera ser buena, pero para quienes cuentan con recursos para tener su despensa surtida, los de la zona rural no cuentan con los medios económicos.

Algunas despensas que se han entregado a personas de escasos recursos, golpeadas por la situación actual que se vive por la crisis sanitaria, han sido por medio de las autoridades estatales y/o federales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí