TIERRA NUEVA, S. L. P. – Fueron notificados los 58 municipios de la entidad de la prohibición de velar a los difuntos, ahora será inhumación directa o cremación, según lo dispongan los familiares, pero en lo que se refiere a la tradición de velarlos, se ha cancelado esa prerrogativa que tenían. Fueron enviados sendos escritos a las presidencias municipales para hacerles de su conocimiento de esa nueva disposición.

Esa medida ya se había tomado, aunque no se había hecho oficial, es decir, no se había hecho obligatoria y no aplica solo para las personas que fallecen por COVID-19, sino es parejo, sean por accidente o por cualquier otra causa, incluso una persona sana que sufra un fulminante ataque al miocardio, no hay excepciones. Se envió y recibió oficio en todas las alcaldías.

Se señala que por indicaciones de la Secretaría de Salud se informará a la población, como manera preventiva ante la contingencia, quedan suspendidas las velaciones en todos los casos, hasta nuevo aviso, se exhorta a la población a permanecer en sus domicilios, únicamente salir si es necesario, continuar con las medidas sanitarias, con el objetivo de prevenir enfermedades respiratorias y evitar contagios.

De igual manera, se dio aviso a todas funerarias que se encuentran registradas en el padrón estatal, para no proporcionar servicios de velación ni en casas u otros lugares. Lo que se busca es evitar aglomeración de personas, de ahí que se haya tomado la decisión de restringir las velaciones, ahora será cremación o inhumación directa, según elijan los deudos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí