Por el Trovi

Madrugan comerciantes a la autoridad y se instalan sin sana distancia

No se sabe que es lo más preocupante, si la incapacidad de una persona al frente de la Delegación para generar acuerdos que beneficien a la población o la terquedad de una persona que dirige un tianguis que no ve más allá de sólo preocuparse por sus intereses personales y no los de sus agremiados, mucho menos de los clientes o del resto de los habitantes que se ven afectados por sus acciones.

Esto se dejó ver en la instalación del tianguis dominical, dónde a pesar del fuerte operativo implementado por la Delegación no lograron su objetivo final que era la reubicación del tianguis a un lugar donde se dieran las condiciones necesarias para cumplir aunque fuera un poco con las medidas de prevención requeridas para esta contingencia del COVID-19.

A pesar de que algunos comerciantes estaban de acuerdo en reubicarse y que los dejarán trabajar, la líder La Martina se opuso rotundamente y empezó el problema generando una situación en la cuál quienes salieron afectados nuevamente fueron los habitantes ya que prácticamente se quedó secuestrado el centro del pueblo sin poder entrar o salir, ya que por un lado la Policía Municipal tenía cerradas las calles y los comerciantes optaron por amontonar todos sus puestos frente a las oficinas de la Delegación generando con esto lo contrario al objetivo buscado que era que sus clientes acudieran a hacer las compras con las medidas de prevención adecuadas.

El Delegado Municipal Pedro Pablo Cepeda Sierra no sabía qué hacer, de nada le sirvió tener de apoyo hasta de la Guardia Nacional; se limitaba a fingir que hablaba por teléfono ante los embates de los comerciantes y su líder que lo acusan de serías irregularidades en su administración.

Este domingo vuelve a pasar lo mismo. La autoridad es rebasada y el Delegado Municipal sólo se queda viendo que a pesar de que volvió a contar con el apoyo de la Guardia Nacional y Policía Municipal, no logra nuevamente que le hagan caso a reubicarse. La líder La Martina hace lo que le plazca.

Los comerciantes se instalaron en la calle Hidalgo burlándose de la vigilancia y del mal operativo implementado por la Delegación, nuevamente afectando a los clientes al no cumplir con las medidas de prevención requeridas al amontonar los puestos; sabemos que se requiere de salir a trabajar para llevar el sustento a casa y eso no puede esperar, pero también se les pide que tengan un poco de conciencia, si bien no se puede dejar de trabajar si se puede colaborar un poco en prevenir cualquier tipo de contagio.

Esto se sale de control ante la ineficiencia del Delegado Municipal Pedro Pablo Cepeda Sierra, que no ve lo duro sino lo tupido con este problema y las acusaciones de corrupción en contra de su administración y la terquedad de una líder que ya no busca el buen trabajo de sus agremiados sino salirse con la suya.

Con todo esto lo único que se avizora y podría ser una solución es la salida del ineficiente Delegado Municipal Pedro Pablo Cepeda Sierra y que los comerciantes se reúnan y cambien de líder por alguien que sea comerciante, que tenga su puesto y venda sus productos para que de ahí salga su sustento diario y no pedir cuotas para todo sin saber a dónde van o que se hizo con ese dinero recaudado, algunos tianguistas comentan que no da informe sobre esas entradas, además de sólo crear conflictos buscando su beneficio.

Un ejemplo muy claro es el líder del tianguis de los sábados que sin mayor problema aceptó la reubicación y han estado trabajando de manera tranquila estos dos fines de semana, él en su puesto echándole ganas y sus agremiados trabajando normal sin pedirles cuotas extra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí