SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Pese a los reiterados llamados tanto a nivel estatal como nacional, de eximirse, particulares, del uso de equipo destinado (por la escasez del mismo) a personal médico y personas confirmadas con COVID-19, para algunas personas, como en este caso el Alcalde de Santa María del Río, quien para tomarse la foto cuando entrega una bolsa con verduras y una despensa, de las 10 mil donadas por Gobierno del Estado, a través del Sistema Estatal DIF, lo hace provisto con una mascarilla N95.

Hace días, la titular de la Secretaría de Salud, Mónica Liliana Rangel Martínez, anunció una serie de modificaciones que se haría a las medidas preventivas, luego de la llegada de la fase 3 del COVID-19, a territorio nacional.

Dentro de estas medidas señaladas destacó el uso obligatorio de cubre bocas al encontrarse en el interior de lugares como el transporte público, centros comerciales, así como la realización de trámites. De igual forma, aprovechó para hacer la aclaración de que las mascarillas N95 están destinadas de forma exclusiva para la protección de personal médico, así como personas contagiadas por coronavirus.

Pero el alcalde, desde el inicio de la contingencia, se ha visto siempre con una mascarilla N95, cuando se toma la foto para entregar algunas de las despensas que envió Gobierno del Estado, tal y como lo hizo en los 58 municipios, donde algunos alcaldes han aprovechado para entregarlos como si se tratara de un apoyo salido de su administración.

Pero lo que, según algunos observadores dijeron, es cuestionable es el hecho de utilizar equipo de protección que desde hace ya varios días se anunció serían para personal médico y/o personas que dieron positivo a las pruebas de COVID-19.

Mientras personal médico arriesga la vida por la falta de equipo adecuado de protección, otras personas utilizan ese equipo en eventos de clientelar político.

Gobierno Estatal ha sido claro pero el mensaje de que “La prioridad es proteger al personal médico” parece no haber llegado a algunos funcionarios, pese al recurrente discurso que dice tener contacto constante con ellos. Y no es el único detalle a resaltar también se ha visto a su equipo de trabajo que utiliza medidas excesivas; llevan puestas caretas de protección durante la entrega de despensas aun cuando no existe indicación alguna para el uso de estas en lugares públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí