TIERRA NUEVA, S. L. P. – Aunque algunas personas no tomaron en serio que hasta los velorios serían suspendido, la realidad es que ahora ya se dieron cuenta que era cierto, los cuerpos de personas que han fallecido en días pasados, no han sido velados, como se acostumbra, como es tradición en al menos este municipio, solo un lapso relativamente corto lo tiene la familia.

Solo algunos familiares se permite estén presentes y no por mucho tiempo, no se permite que amigos, vecinos y conocidos asistan al evento, simplemente se les avisa que no podrán asistir, por instrucciones de las autoridades y no se trata de una orden de las autoridades locales, sino de un decreto que tiene jurisdicción en todo el territorio nacional.

Hace unos días ocurrió el deceso de una mujer, por enfermedad, quienes se dieron cuenta del fallecimiento iban acompañar a la familia de la ahora occisa en la velación del cadáver, pero les agradecieron su intención, pero no sería posible, además las empresas funerarias recibieron el oficio de esa nueva disposición, la cual están obligadas a acatar.

Les fue advertido que el no acatar esa disposición, la de no prestar el equipo para una velación, podría hacerles acreedores a una sanción económica e, incluso, a la cancelación de los permisos para continuar con su actividad empresarial. En algunos municipios algunas empresas funerarias no acataron las disposiciones oficiales y fueron sancionadas.

Vecinos de esta cabecera indicaron que al principio creyeron se trataba de exageraciones, que no podrían impedir que se velara a los muertos. La situación por la amenaza del COVID-19 es real y ninguna precaución está demás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí