Para los emprendedores de esta Delegación, el #Covid-19 los ha impactado enormemente. El mundo los ha puesto en cuarentena.

Los emprendedores no suelen tener trabajos estables y tampoco suelen ahorrar porque invierten hasta el último billete en ideas creativas; pues no saben cuándo se presentará el próximo proyecto exitoso.

Para ellos, no hay aguinaldo y ni hablar de pensar en la pensión del gobierno, en su lugar aportan con el pago de impuestos.

La inestabilidad es parte de su rutina diaria.

Pero cuando parecía que todo estaba manejado y fluía como un año productivo “el Coronavirus aparece” y todo queda cancelado.

A todos o a la gran mayoría de los emprendedores les llegó esta situación como balde de agua fría… y ahora hay muchas dudas ¿Qué pasará? ¿Cuánto durará? ¿Qué haremos cuándo esto termine? ¿Qué debo soltar en este momento?

Se tiene miedo, tristeza, apatía y luego se llenan de poder y de fe en sus  capacidades con la más clara certeza que se saldrá adelante; pues siempre se ha logrado con el apoyo de la familia y los verdaderos amigos, salir adelante sin estar esperanzados a recibir algún tipo de apoyo gubernamental.

Los emprendedores harán de esta pandemia una oportunidad para reinventarse y crear una mejor sociedad dónde se pueda demostrar que como pueblo tenemos la capacidad de retomar el camino del progreso dejando de lado el mal manejo que actualmente se le está dando a esta Delegación.

Los Emprendedores, en todo el mundo, sacan la casta en tiempo de crisis y eso hace grande a un país.

Fuerza. Podemos salir y no necesitamos magia para cambiar el mundo, debemos rehacernos como pueblo porque no podemos seguir desmoronándonos y que nos sigan pisoteando esos políticos que solo buscan su beneficio personal y no el de la comunidad tal es el caso del Delegado actual Pedro Pablo Cepeda Sierra, que solo mediante la presión de los medios de comunicación dónde se le descubría su inasistencia a laborar y no estar al frente en esta contingencia, se vio obligado a aparecer y salir de su escondite.

Estamos soportando una de las administraciones más cuestionadas, dónde una dirigente de tianguistas acusa directamente al Delegado Municipal Pedro Pablo de robarse parte del dinero que se recauda a los comerciantes cada fin de semana y quedarse también con los donativos y apoyos que aportan las empresas de la Zona Industrial.

Ante esta acusación el pueblo no dice nada, se aletarga y no actúa, tal pareciera que se acostumbró a seguir en el abandono cuando se está a escasos kilómetros de la capital y la verdad es que se puede quedar así, siendo ignorado y recibiendo personas ajenas que solo vienen a cobrar un sueldo o puede luchar y exigir que se investiguen esos actos de corrupción de los cuáles están siendo acusados y en consecuencia se les destituya de sus encargos.

EL TROVI

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí