SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Varias personas que decidieron dejar el aislamiento, la cuarentena, para ir a divertirse a la Presa del Amparito, fueron desalojadas por agentes de la Dirección General de Seguridad Pública y Policía Vial Municipal, se les llamó la atención por exponer su integridad física, igual que las de otras personas al exponerse a posible contagio de COVID-19.

Agentes de la mencionada corporación realizaban los habituales recorridos por parajes de recreo, balnearios y sitios concurridos por habitantes del municipio, donde tradicionalmente pasan ratos de solaz esparcimiento, pero que ahora, por la situación actual, han sido suspendidos y son objeto de vigilancia por parte de las fuerzas de seguridad.

Se pretende evitar, en lo posible concentración masiva de personas y que se expongan a probables contagios, pues actualmente este municipio es el tercero en todo el estado, con mayor número de contagios comprobados y se teme pudiera subir en forma desmesurada la cifra.

Los agentes realizaban un recorrido por la zona cuando se percataron que varias personas se encontraban en ese paraje, cerca de la cascada y de inmediato se acercaron para explicarles que no deberían estar ahí, pues se exponían de manera exponencial al contagio, además ya se había hecho público que no se permitiría ente en esos sitios públicos de recreo.

Aunque no de muy buena gana, las personas que fueron reconvenidas, decidieron hacer caso a las indicaciones de los representantes de la ley y emprendieron el retorno a sus domicilios, para continuar con la cuarentena, momentáneamente suspendida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí