La incapacidad del Delegado Pedro Pablo Cepeda Sierra para poner orden en el Tianguis Dominical de La Pila es evidente. Por tercer domingo consecutivo, el desorden impera en el mercado sobre ruedas de la Delegación.

Ni la fase tres de contagios por Coronavirus  ha sido suficiente para que se pueda poner orden. No se respeta la sana distancia, los comercios están a una corta distancia unos de otros y se ofrece hasta ropa de segunda, sin ser una actividad esencial.

Los Comerciantes no aceptaron la reubicación para evitar aglomeraciones en un espacio que inclusive ya se había sanitizado y donde se suponía se instalarían comercios con sana distancia y sólo actividades que fueran esenciales. Ninguna de las recomendaciones de los Servicios Estatales de Salud se está atendiendo.

Inclusive la reubicación representa un mayor riesgo para quienes ahí acuden porque ahora hay circulación vehicular a un lado de los puestos y de los visitantes por lo que el transporte urbano representa mayor riesgo.  También se ha generado caos vehicular en la zona.

El Delegado Pedro Pablo Cepeda ha acudido a “supervisar” la reubicación de los tianguis de los sábados, sin embargo los domingos ha brillado por su ausencia.

Se pudo observar a familias completas  e inclusive adultos mayores, sin ninguna medida de protección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí