En una acción a todas luces contradictoria, el Delegado Municipal, Pedro Pablo Cepeda Sierra, bajo el argumento de obedecer los lineamientos que desde las autoridades del municipio se dieron, en el sentido de cerrar los cementerios, para antes, durante y después del Día de Las Madres, para evitar aglomeración de personas en los panteones y así evitar posible contagio de COVID-19, en contraparte sí permitió la instalación del mercado ambulante; el tianguis.

En efecto, como en prácticamente todos los cementerios del estado, se cerraron al público en general dos días antes y durante el Día de las Madres y se reabrieron os días después, para evitar posibles contagios de COVID-19, también en esta delegación se cerró el cementerio, ante el enojo de los habitantes de La Pila y las localidades de la misma demarcación.

Fueron, precisamente, algunos vecinos de comunidades pertenecientes a esta Delegación municipal quienes se acercaron a las oficinas del semanario REGION CENTRO para expresar su inconformidad por el hecho de haber restringido el acceso al cementerio, no pudieron visitar las tumbas de sus seres queridos, principalmente a quienes tradicionalmente van a visitar el lugar donde reposan los restos de sus finadas mamás.

Sin embargo, en una abierta incongruencia, el Delegado sí permitió la instalación del Tianguis, el domingo 10 Día de Las Madres, el cual estuvo más que nunca concurrido, ahí se dio el potencial peligro de un contagio masivo de personas, lo cual pareció no preocuparle a Pedro Pablo Cepeda Sierra.

Lo anterior denota una notoria ignorancia de sus funciones como Delegado y la creencia que solo debe buscar la forma de allegar recursos, vía pago de la plaza, pues fue notoria la presencia de los cobradores. Por encima de la salud de la gente, prevaleció el interés económico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí