* Por unanimidad, los magistrados acordaron pedir al Congreso del Estado que proceda a suspender y revocar el mandato de Briones Pérez y cinco integrantes del Cabildo
* La razón: desacato a las órdenes del órgano electoral
* El agravio: violencia política, maltrato, discriminación y otros abusos en contra de 3 regidores.

El Tribunal Electoral del Estado aprobó por unanimidad solicitar al Congreso del Estado el inicio del procedimiento de suspensión y revocación del mandato en contra de la alcaldesa de Villa de Reyes, Erika Briones Pérez, y al menos cinco integrantes del Cabildo.

Los magistrados electorales determinaron la destitución de Briones Pérez y sus regidores aliados luego de un segundo desacato a una sentencia del órgano jurisdiccional que ordenó ofrecer espacios dignos e integración al trabajo y decisiones del cuerpo edilicio a tres regidores: María del Consuelo Zavala González, Alma Graciela Segura Hernández y Carlos Gerardo Espinoza Jaime.

Los regidores agraviados por Erika Briones.

Lejos de acatar la instrucción del tribunal, los tres regidores fueron enviados a oficinas ubicadas en espacios insalubres en un sitio conocido como: “La Casa del Campesino”, pero antes, Erika Briones les asignó un granero como su lugar de trabajo.

Mientras los tres regidores pasaban penurias en el área que les dio la alcaldesa, ella acondicionó con todas las comodidades su despacho y el de sus incondicionales, al grado de incluir láminas de blindaje en su balcón debido a la violencia que vive su municipio y a manera de protección.

Los magistrados Yolanda Pedroza, Dennise Porras y Rigoberto Garza de Lira emitieron la sentencia en la que ordenan al Poder Legislativo emprender el procedimiento de suspensión y revocación del mandato a la alcaldesa perredista, de tres regidores y la síndica.

En el extremo de la crueldad, Erika Briones envió a los regidores María del Consuelo Zavala, Alma Graciela y Carlos Espinoza a un inmueble con evidente presencia de basura, olores fétidos, condiciones de humedad, heces fecales, orines, fauna nociva (cucarachas, ratas), paredes a punto de colapsar, sanitarios sin agua, sin energía eléctrica, sin teléfono ni internet.

Encima de las pésimas condiciones en las que tiene a los regidores, la presidenta municipal orquestó una campaña de difamaciones, hostigamientos y amenazas en su contra, a través de redes sociales, en venganza por las denuncias que presentaron ante el tribunal.

Además, el tribunal electoral multa con 100 UMAS, equivalente a $8000 mil pesos a cada uno de los miembros del Cabildo, excepto a los tres demandantes.

Por otra parte, el TEE dio vista de la sentencia al Consejo Estatal Electoral para que tome nota y actualice el padrón de personas pendientes del pago de multas, lo que conlleva un requisito de elegibilidad para ser candidato en el próximo proceso electoral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí