ZARAGOZA, S. L. P. – Ante la evidente falta de capacidad de las autoridades para cumplir con su obligación de garantizar la seguridad de la población y bajo el argumento que; desde que se tiene la presencia de la Guardia Nacional ha bajado el índice delictivo, las autoridades locales consiguieron la donación de un predio para instalar una base de esa dependencia en este municipio.

Sin reconocer que en realidad se trató de una medida desesperada por tratar de devolver la tranquilidad a la población, la cual se ha visto relajada luego del hallazgo de cuerpos de personas ejecutadas dentro de la demarcación de Zaragoza, la alcaldesa Paloma Bravo García, dio a conocer lo que consideró un gran triunfo para la actual administración; la construcción de una base de la mencionada corporación.

Fueron ejidatarios de la comunidad de La Esperanza, ubicada a poco más de cuatro kilómetros de esta cabecera, a unos 500 metros de la carretera interestatal 22, quienes donaron un predio de tres hectáreas, donde será instalada dicha base, aún no se tiene el proyecto de la obra, de acuerdo a la información divulgada. El municipio acordó proveer de agua y electricidad al predio.

Según la alcaldesa; la base de la Guardia Nacional, representa un cambio para el municipio, que en su historia ha presentado altos índices de violencia, sin embargo, desde la llegada de los elementos, que provisionalmente se ubican en instalaciones municipales, ha disminuido el delito, sin embargo lo mismo se había dicho de la presencia permanente de militares en cabecera.

Lo único cierto es que la delincuencia no para, la gente no se siente segura en la calle, pese a las declaraciones oficiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí