Fue difundida una nueva modalidad de robo a repartidores de comida como Uber Eats, Rappi, Sin Delantal, etc., en la cual les solicitan pedidos y al serles entregados ingresan al domicilio, no salen y cuando el repartidor baja de su medio de transporte para cobrar, salen hombres armados para robarles o agredirlos; el más reciente testimonio fue publicado por uno de los afectados, cuyo robo ocurrió en la calle Roma número 408 de la colonia Providencia, muy cerca de la carretera 57.

“Hace aproximadamente tres horas fui a hacer una entrega a ese lugar y al llegar una chava salió y me pidió la comida, me dijo que la pondría en la mesa y que regresaría a pagarme, pasaron alrededor de cinco minutos y no salía así que empecé a tocar a la puerta y nadie respondió, toque más fuerte y una voz me dijo que me largara, volví a tocar y me volvió a decir que me largara o que me iba a cargar la chingada y le dije que solo quería el pago del servicio, salió un tipo medio drogado y con pistola en mano y otro más me encañono por la espalda, no pude hacer otra cosa que irme, no soy la primer persona que le hacen lo mismo para que tengan cuidado”, señalo la víctima en su testimonio.

También se presentó un caso similar en la colonia Prados, en esta ocasión el repartidor relató que le solicitaron el servicio y al llegar al domicilio que indicó la aplicación no había nadie, por lo que tocó la puerta en repetidas ocasiones y espero un momento, enseguida llegó un vehículo con dos sujetos armados que le quitaron los alimentos para después darse a la fuga.

Aunque en ambos casos se reportó lo sucedido a las empresas, estas siguen haciendo el cobro de lo robado a los propios trabajadores, por lo que interpusieron la denuncia correspondiente para que se investigue a los responsables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí