VILLA DE REYES, S. L. P. – La negativa de los dueños de la tierra por donde pasaría un tramo carretero a la empresa COCONAL, el cual conectaría la carretera San Luis-Silao con la súper carretera a Villa de Arriaga, pues pretendían pagar solo una parte de lo que en realidad vale la tierra, les obligó a modificar el tramo original y ejecutan un tramo que los mismos ejidatarios consideran será peligroso para los conductores.

Fue en julio del año pasado cuando el gobernador, Juan Manuel Carreras dio el banderazo para el arranque de obra de ese tramo carretero, pero los problemas se dieron cuando los constructores se encontraron con la negativa de los ejidatarios quienes se negaron a vender sus tierras al precio que la empresa pretendía pagar, era justo donde se encontraba planeada la construcción de un puente.

En ese punto se conectaría al entronque con la carretera federal a Villa de Reyes, pero ante la reticencia de los ejidatarios por vender, a precio de regalo, sus tierra, la empresa decidió modificar el trazo original, pero con esa modificación se altera la superficie de rodamiento de la carretera San Luis-Silao, un tramo lo cambian a un solo sentido y además trazaron un zigzag en el ese sentido, el cual pasa debajo del puente. Se ignora si acaso se cuenta con los permisos para la modificación del trazo original.

Con ello pone en serio peligro a los automovilistas que se dirijan a Silao, Guanajuato, pues entrarán de forma rápida a un trazo carretero muy complicado, lo cual podría generar accidentes fatales.

Sería saludable que las autoridades federales, la SCT y del propio Gobierno del Estado para frenar la construcción del trazo como lo realizan ahora y solicitan se revise el proyecto para que se encuentre una solución integral a la conexión del ramal carretera, ya que de dejarlo así, provocará serios problemas a los automovilistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí