TIERRA NUEVA, S. L. P. – Llegó la temporada de la recolección de pitaya y eso se puede ver por las mañanas en la plaza principal, a un costado del Colegio Guadalupe Victoria, gente que llega con varias cajas de fruto silvestre a vender, los precios varían entre una vendedora o vendedor y otro, oscila entre 200 y 230 pesos la caja, una pequeña reja, aunque también hay quienes llevan pequeños colotes de carrizo. La pitaya se considera un fruto exótico.

Una mujer, de mediana edad, quien es recolectora y vendedora, comentó que las ventas están más o menos, ella siempre vende el producto, es decir, no tiene problema para comercializarlo, igual que a ella, otros recolectores vendedores, también son apoyados por la gente de cabecera, quienes no dejan la pasar la oportunidad de comprar el fruto silvestre, además es solo una breve temporada en el año.

La Pitaya proviene de la especie Stenocereus, que consiste en tallos de gran altura, rectos y acanalados. Se encuentra exclusivamente en las zonas áridas y semiáridas de México, y se produce en el periodo de abril a junio, por lo que muchos la conocen como la “Pitaya de Mayo”.

Un estudio de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa (UAM-I) revela que las propiedades de la pitaya controlan los niveles de glucosa en la sangre, por lo que es muy útil en la prevención de diabetes.

Otra de las propiedades de la pitaya es que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, por su gran contenido de betalaína, la cual es rica en antioxidantes. Incluso, por tener altas dosis de vitamina C, previene las enfermedades respiratorias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí