SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Las cifras que las autoridades de salud han proporcionado de manera oficial, con respecto al comportamiento del COVID-19 en la entidad, no es nada promisorio para esta municipalidad; hay más contagios, la cifra de recuperados no es muy alta, apenas 23, pero las defunciones sin han alertado a las autoridades, pues son cuatro, bastantes para un municipio no muy extenso ni poblado como Santa María del Río.

Los esfuerzos que las autoridades han hecho para tratar de detener la pandemia, no han sido del todo suficientes, pues el brote que se generó en la tienda Max Store, la cual logró le fuera autorizada la reapertura, sus dueños, parientes de los propietarios de la gasolinería, al parecer se movilizaron a esferas del gobierno federal para lograr les autorizaran la apertura, pese a la oposición de las locales.

Así, el brote de COVID-19 ocurrido hace ya varias semanas, se ha convertido en un verdadero flagelo para la ciudadanía de Santa María del Río, su actividad comercial prácticamente se encuentra paralizada y los anuncios de nuevos casos de contagios no paran, igual los reportes de fallecimientos por el mismo virus, pues ahora se encuentra en cuatro el número de fallecimientos, por contagio.

Se ha frenado el ingreso de turistas, hasta de personas que son originarias de este municipio, pero que tienen sus domicilios en otras comunidades, en un esfuerzo por aplanar la curva de contagios, pero no ha sido posible, en las conferencias que se realizan en la capital del estado se refleja la situación real de la pandemia en este municipio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí