VILLA DE REYES, S. L. P. – Aunque la población pone su esfuerzo y acata, en su mayoría, las recomendaciones preventivas sanitarias para evitar el contagio por COVID-19, las cifras no son tranquilizantes, hasta el cierre del jueves pasado, se contabilizaban 34 defunciones y 139 casos positivos, y, lo peor, es que la tendencia no es tranquilizante, pues, aunque hay días que se presentan casos nuevos, de pronto hay incrementos. 

Lo más inquietante de las cifras es el hecho que la letalidad es muy por encima de la media nacional, se ha disparado. Hace unos días Santa María del Río totalizaba 150 casos positivos y 19 defunciones, mientras aquí se contabilizaban 21 fallecimientos, ahora Santa María del Río contabilizaba, hasta el jueves 23 muertos y 196 casos positivos registrados. Aquí 34 fallecidos y 139 casos positivos. 

La diferencia entre Santa María del Río y Villa de Reyes, en fallecimientos, era de dos, ahora es de 11, lo cual indica que en alguna parte la estrategia ha fallado, la diferencia de casos positivos es de 57, pero la diferencia de casos mortales es muy marcada y se deben tomar medidas más estrictas para detener la tendencia. 

Aunque es ya prácticamente normal ver a la gente en la calle, en el mercado, en los negocios, con el cubrebocas, inclusive algunos con caretas, el punto es que los contagios no se detienen y los fallecimientos menos, de ahí la urgencia de revisar los protocolos preventivos, para saber dónde se debe prestar mayor atención, además de estar preparados para un rebrote, incluso se espera en octubre. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí