El tema del nuevo etiquetado ya lleva tiempo gestándose, aunque fue hasta hace alrededor de un mes, que los sellos negros comenzaron a invadir el supermercado y las tienditas. Ahora hasta lo que menos imaginamos tiene una advertencia y no queda más que salir de las compras como cachorro regañado.

La pandemia de COVID-19, sacó a relucir un tema que para nada es nuevo: las enfermedades crónicas transmisibles. Éstas han sido un factor determinante para los cuadros graves de la infección causada por el coronavirus. De acuerdo al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Dr. Hugo López-Gatell, el 80% de las muertes a nivel mundial, han estado relacionadas estos problemas de salud.

Y no podemos ignorar que estos padecimientos tienen una relación muy estrecha con el sobrepeso y la obesidad. De hecho, según señala la especialista en cardiología, Dra. Nydia Ávila Vanzzini, ya pueden considerarse una causa de enfermedades como la hipertensión.

Ese nuevo etiquetado no es consecuencia sólo de la pandemia. La iniciativa para modificar la Ley General de Salud en materia de etiquetados, fue presentada en 2019, año en que fue aprobada por el Senado. El proceso finalizó con la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSAI-2012 sobre el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, que entrará en vigor formalmente el 1 de octubre de 2020.

El nuevo sistema de etiquetado frontal parece fácil de leer, pues consta de 5 sellos que deben ser colocados en los productos según corresponda: exceso calorías, exceso socio, exceso grasas trans, exceso azúcares y exceso grasas saturadas, además de dos leyendas precautorias: contiene cafeína, evitar en niños y contiene edulcorantes, no recomendable en niños.

Es importante tomar en cuenta algunos aspectos. En primer lugar, que el etiquetado está basado en una medida estándar de 100 gramos. En ese sentido, como muchas veces las porciones de un producto son de la mitad o menos, es posible que alimentos que antes considerabas saludables, tengan sello, pues en porciones adecuadas podrían no generar un problema, pero de completar los 100 g estarías incurriendo en un exceso … Aunque muchas veces esto es casi imposible.

A continuación otras cosas que deberías de saber sobre el significado de los sellos:

1. Exceso de calorías: por cada 100 g de producto vas a obtener un mínimo de 275 calorías, mientras que dé un producto líquido consumirás al menos 70 calorías.

2. Exceso de azúcares: por cada 100 g de producto líquido o sólido consumirás un 10% o más de azúcares libres.

3. Exceso de grasas saturadas: por cada 100 g de producto sólido o líquido, estarás consumiendo un 10% o más de grasas saturadas.

4. Exceso de grasas trans: por cada 100 g de producto sólido o líquido, consumirás 1% o más de grasas trans.

5. Exceso de sodio: por cada 100 g de producto sólido o líquido, estarás consumiendo 300 mg de sal o si es un producto sin calorías, 45 mg de sal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí