Costa Rica.- Fueron casi tres mil integrantes de una caravana de migrantes irregulares en su mayoría hondureños con dirección a México y Estados Unidos que, este jueves en la mañana y al mediodía, rompieron un cerco de las unidades militares y policiales guatemaltecas y lograron pasar a la fuerza de Honduras a Guatemala, confirmaron fuentes oficiales.

Los hechos se registraron en el puesto migratorio de Corinto que une a Guatemala y Honduras y está localizado en el norteño departamento (estado) hondureño de Cortés y en el nororiental departamento guatemalteco de Izabal.

La situación cambió en cuestión de cinco horas de la mañana de este jueves en la frontera entre Honduras y Guatemala con la caminata, que se inició anoche y marcó la reactivación de las caravanas desde la anterior, que se realizó en enero de este año.

Estas actividades quedaron suspendidas por las restricciones fronterizas y de movilidad humana que fueron adoptadas por los gobiernos de Centroamérica para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Al final de la madrugada e inicio de la mañana de este jueves, fuerzas militares de Guatemala impidieron el ingreso a ese país de una caravana que reanudó un fenómeno que provocó una crisis migratoria internacional en 2018 y 2019.

Pero el cerco fue superado. Una situación similar ocurrió en el lado de Honduras, que se vio imposibilitada de contener la masiva corriente humana e impedir su tránsito hacia Guatemala.

La caminata comenzó a ser organizada en redes sociales de internet luego de que Guatemala reabrió sus fronteras terrestres el 18 de septiembre, tras ordenar cerrarlas a partir del 13 de marzo por el Covid-19.

Los cientos de migrantes centroamericanos pretenden seguir viaje a México y Estados Unidos en un desafío al coronavirus por el riesgo de contagio entre los participantes en la caravana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí