San Luis Potosí, SLP.- Tras la muerte de varias niñas y niños por falta de fármacos y quimioterapias en diversas entidades del país, la diputada federal Sara Rocha Medina presentó un Punto de Acuerdo por el que se exhorta a la Secretaría de Salud del Gobierno Federal, al Instituto de Salud para el Bienestar y al Instituto Mexicano del Seguro Social para que, garanticen la adquisición, distribución y acceso a medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónico degenerativas como el cáncer infantil.

La diputada señaló que la austeridad mal entendida está cobrando vidas, ante ello se debe disponer de fondos, personal e infraestructura suficiente para cumplir con lo que mandata la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, quien en su artículo cuarto establece que “toda persona tiene derecho a la protección de la salud”.

Informó que desde el año pasado se ha agravado la falta de medicinas para la atención de múltiples enfermedades, principalmente para las denominadas crónico degenerativas tales como diabetes, VIH y problemas renales, pero también para el cáncer infantil a pesar de constituir una de las primeras causas de mortandad en pacientes de entre 5 a 14 años.

También mencionó que debido a los recortes en tratamientos y medicinas en lo que va de la gestión federal, solo durante el periodo comprendido entre el mes de diciembre del año pasado a este septiembre, mil 699 niños lamentablemente han fallecido, de acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC).

Indicó que es elemental garantizarles servicios de salud accesibles y de calidad, porque de acuerdo a AMANC en México cada 4 horas muere una niña o niño a consecuencia del cáncer y por lo menos 23 mil se encuentran en tratamiento activo o vigilancia.

Otro obstáculo que tienen que enfrentar los padres de los niños con cáncer, añadió, es que ante la carencia, el incremento de los medicamentos es alarmante. “La asociación civil Manitas Pintando Arcoíris sostiene que en este 2020 se ha empeorado el desabasto por lo que los costos de la cardioxane, parafinasas, vincristina y etopósidos se han elevado hasta en un 500 por ciento, pero no solo eso, ante su escasez es necesario trasladarlo desde otras entidades federativas generando mayores gastos para las familias, quienes, ante la imposibilidad de recibirlos en instituciones públicas, lo adquieren de manera particular. No obstante, en el peor caso no se compra”.

Mencionó que el objetivo del presente Punto de Acuerdo es visibilizar la falta de medicinas y quimioterapias para el tratamiento del cáncer infantil, incentivar la coordinación institucional para su solución y prevenir su incidencia en otras entidades, ya que la atención de la salud representa un asunto prioritario para todos los mexicanos, sin distinción social, económica o de cualquier otro tipo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí