Los ejidatarios de La Pila han logrado un triunfo en su lucha por evitar que continúen los despojos de las tierras que son de uso común, luego que a Procuraduría Federal de Protección al Ambiente clausuró obras con las cuales se pretendían realizar obras que no han sido validadas por quienes integran el Ejido.

De manera ilegal, con maquinaria pesada se empezó a desmontar terrenos conocidos como la Campana y que se encuentran en una zona estratégica a un costado de la Carretera 57. Dichos terrenos son parte de los litigios tras las acusaciones de ejidatarios de despojo por parte del Comisariado Ejidal, el cual se encuentra impugnado desde hace más de dos años.

El objetivo era apoderarse de estas tierras para fraccionadores, las cuales se encuentran en una zona privilegiada, sin embargo ejidatarios presentaron una demanda ante la PROFEPA por lo cual la dependencia federal llevó a cabo la clausura de los terrenos.

De acuerdo a la resolución emitida por la dependencia federal, se llevó a cabo la Clausura Total Temporal de las actividades relacionadas con la remoción de la vegetación forestal el sitio sujeto a inspección ocasionando con ello un cambio de uso de suelo en terrenos forestales a otros usos.

El documento también señala que hubo daño al ambiente, pérdida, cambio, menoscabo y afectación del hábitat, ecosistemas y recursos naturales.

Sobre la clausura  de estos terrenos, ejidatarios que presentaron la demanda ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente debido a que se actuado de manera ilegal y se ha dañado el medio ambiente.

Los afectados señalaron que el Comisariado Ejidal no se puede apoderar de estas tierras debido a que no es legal su cargo y la supuesta asamblea en la cual fue electo se encuentra impugnada desde hace dos años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí