Supermercados atiborrados de personas que buscaban abastecerse de víveres, largas filas de autos en gasolineras, gente con garrafones en mano y de tienda en tienda para surtirse de agua potable, y gente tapiando ventanas de comercios y casas, esas eran las escenas que se vivían en esta ciudad, horas antes de que el huracán “Delta” tocara tierra.

En poco más de 24 horas, el fenómeno meteorológico evolucionó de tormenta tropical a huracán categoría 4 “extremadamente peligroso”, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE. UU., a las 12.00 GMT, menos de dos horas después de su aterrizaje en la península de Yucatán, los vientos máximos de Delta habían bajado a 105 millas por hora (165 km/h) y se espera un debilitamiento adiciona mientras esté sobre tierra.

Usuarios en redes sociales compartieron videos donde se aprecia cómo la fuerza del viento del huracán inclina palmeras y levanta pequeñas estructuras.

 Además, se reportaron apagones en varios municipios, incluida la zona hotelera de Cancún.

“El #Huracán #Delta de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson. Se desplaza hacia el noroeste a 28 km/h y su centro se localiza a 55 km al este-noreste de #Cozumel, #QuintanaRoo”, indicó la dependencia en Twitter.

Para el viernes estará cerca de la costa norte del Golfo de México, donde impactará ese mismo día en algún punto del estado de Luisiana o en Mississippi, según el cono de trayectoria.

En la ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la implementación del Plan DN-III en la península de Yucatán, y la movilización de 5 mil elementos de las Fuerzas Armadas “con todos los equipos necesarios para proteger a la población que lo necesite”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí