Con los indicadores que se entregaron de esta última semana a la Secretaría de Salud federal se tienen la expectativa de que el estado pase a un semáforo amarillo, dado que hay una tendencia a la baja estable de contagios y hospitalizaciones por COVID-19, informó Juan Manuel Carreras López.

La semaforización, se recordó es un indicador, pero ello no quiere decir que la pandemia haya “desaparecido”, ya que el riesgo sería moderado pero aún es riesgoso sobre todo para los sectores más vulnerables al Coronavirus.

El cambio de color del semáforo implica responsabilidad social y conciencia, afirmó el mandatario, para evitar las restricciones con las que se ha vivido durante los últimos tres meses al estar en semáforo naranja.

Los cambios que implica el semáforo, sobre todo es de restricción de horarios, ya que casi todas las actividades ahora están permitidas, pero en horarios recortados, con el cambio se abrirían más tiempo por ejemplo, parques, unidades deportivas.

No obstante, se aclaró que las actividades gubernamentales y el regreso a clases no cambiarían por lo que seguirán cerrados los planteles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí