París, Francia.- Francia vivió el pasado viernes un nuevo atentado de tipo islámico por las imágenes de Mahoma: un profesor de secundaria que durante una clase sobre libertad de expresión fue decapitado por un joven de 18 años que fue abatido poco después por la policía.

La Fiscalía Nacional Antiterrorista se hizo cargo inmediatamente del caso y abrió una investigación por un atentado ocurrido a unos 30 kilómetros de París y que conmocionó al país, pero especialmente a la enseñanza.

El presidente Emmanuel Macron se desplazó a Conflans-Sainte-Honorine, donde enseñaba la víctima y ocurrió el asesinato, para reunirse con sus compañeros y mostrar su respaldo a la comunidad educativa.

En una declaración al salir de la reunión, Macron calificó el asesinato de “atentado terrorista islamista” y lo consideró como un ataque a los “valores” democráticos y laicos de la República francesa.

Los terroristas “no pasarán” y “el oscurantismo religioso no ganará”, sentenció Macron.

El atentado se llevó a cabo cerca de las 17:00 horas cuando el atacante decapitó a la víctima cerca del instituto donde trabajaba, en plena calle y mientras gritaba “Alá es grande”, según varios testigos citados por medios locales.

El presunto autor fue parado apenas a 200 metros, pero ya en la vecina localidad de Eragny, por una patrulla de policía. El hombre se acercó de forma amenazadora con un cuchillo de grandes dimensiones a los agentes, por lo que estos le dispararon causándole  la muerte.

El sospechoso llevaba un cinturón que hizo temer que tuviera explosivos, por lo que acudió un equipo de artificieros de la Policía y se estableció un perímetro de seguridad.

Las autoridades identificaron al sospechoso fallecido como un joven origen checheno de 18 años, según varios medios franceses, ya que no se ha divulgado públicamente su identidad y se desconoce si tenía antecedentes penales.

La Fiscalía de París también ha informado al diario francés que otras cinco personas han sido detenidas esta madrugada en la capital parisina. Se trataría de dos padres de estudiantes del centro de educativo donde trabajaba la víctima y otros tres conocidos del asesino. Con estas detenciones, ya son nueve los individuos que han pasado a disposición judicial.

El semanario satírico Charlie Hebdo, objeto de un grave atentado en 2015 por publicar caricaturas de Mahoma, mostró su “sentimiento de horror y de rechazo”. “Este acto inmundo aflige a nuestra democracia, pero nos debe hacer más combativos que nunca para defender nuestra Libertad”, añadió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí