Revelan que autoridades de Qatar forzaron a varias mujeres a realizarse exámenes ginecológicos tras el hallazgo de un recién nacido abandonado en el aeropuerto de Doha

Varias pasajeras fueron sometidas a exámenes ginecológicos forzados tras el hallazgo de un recién nacido prematuro abandonado en los baños del aeropuerto internacional de Doha, la capital de Qatar, un incidente “sumamente perturbador” para Australia.

Varias pasajeras fueron sometidas a exámenes ginecológicos forzados tras el hallazgo de un recién nacido prematuro abandonado en los baños del aeropuerto internacional de Doha, la capital de Qatar, un incidente “sumamente perturbador” para Australia.PUBLICIDAD

Los hechos, de los que informó la televisión Australiana, ocurrieron el 2 de octubre y fueron dados a conocer por pasajeros australianos.

La ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, expresó el lunes enérgicamente la desaprobación de su país.

“Hemos expresado nuestras preocupaciones muy claramente a las autoridades de Qatar”, dijo, y agregó que la policía federal australiana se había hecho cargo del asunto.

Según la ministra australiana, un informe de las autoridades de Qatar sobre este incidente es “inminente”.

El aeropuerto se ha limitado a decir que se pidió a las mujeres que “participaran” en las iniciativas para localizar a la madre del bebé, que está vivo, según un comunicado.

Un determinado número de mujeres, principalmente australianas, tuvieron que desembarcar de varios aviones y fueron trasladadas a ambulancias donde se les hicieron pruebas para saber si habían dado a luz recientemente.

En Qatar rige la ley islámica, que castiga duramente a las mujeres que quedan embarazadas fuera del matrimonio.

El aeropuerto se ha limitado a decir que se pidió a las mujeres que “participaran” en las iniciativas para localizar a la madre del bebé, que está vivo, según un comunicado.

Un determinado número de mujeres, principalmente australianas, tuvieron que desembarcar de varios aviones y fueron trasladadas a ambulancias donde se les hicieron pruebas para saber si habían dado a luz recientemente.

En Qatar rige la ley islámica, que castiga duramente a las mujeres que quedan embarazadas fuera del matrimonio.

Payne reconoció que unos pasajeros informaron de los hechos a funcionarios australianos “en el momento del vuelo” a Sidney, que se retrasó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí