la pila, el pueblo

El estado de San Luis Potosí oficialmente regresa al semáforo naranja a partir de este lunes 26 de octubre, nuevamente se restringen un gran número de actividades principalmente las comerciales. Pero la que más va a sentir la población es el cierre de los panteones en plena festividad del día de muertos.

Ya a estas alturas no hay a quién echarle la culpa, si al gobierno por no saber manejar los protocolos o a la misma sociedad porque todos hemos contribuido a relajar las medidas y algunos otros nunca las han tomado, esa es la realidad.

Lo cierto es que en el caso de esta administración Delegacional nunca tuvo la capacidad para hacer respetar las medidas sanitarias para esta contingencia, los tianguis nunca se regularon a su capacidad requerida de acuerdo al color del semáforo, sus líderes siempre hicieron y siguen haciendo lo que se les antoja ante la amodorrada mirada del encargado de comercio y del Inútil del Delegado Municipal.

Está Delegación está inmersa en una anarquía total, la inseguridad está a todo lo que da, los robos a transeúntes, a comercios, a casas habitación a la orden del día, mientras el Delegado Municipal Pedro Pablo Cepeda Sierra dedica sus horas de trabajo alistando su próximo brinco de Chapulín, buscando no despegarse de la ubre presupuestal, acostumbrado a vivir del erario público nada le importan los problemas de esta demarcación.

La contingencia sigue y el riesgo de un contagio está latente, desde aquí se les pide nuevamente que se cuiden, cuiden a los suyos, este virus no respeta y solo está en nosotros el poder sobrellevar una vida lo más saludable posible.

Pasando al tema ejidal, es curioso que la misma gente que se identificaba con el grupo del Comisariado ejidal espurio sea la que nos está haciendo llegar más evidencias de como se han aprovechado de realizar asambleas a modo y con toda la alevosía y ventaja en perjuicio de los verdaderos ejidatarios. Es una pena que las mismas personas que asistieron a dichas asambleas fueron engañados y no supieron ni lo que estaban firmando.

El caso es que ahora nos trajeron una copia del acta de asamblea celebrada el día 30 de enero del año 2015 dónde el presidente del Comisariado ejidal de aquella administración era J. Guadalupe Martínez Rivera quien en esa acta hizo ejidataria a su hija Nancy Martinez López, y el Secretario Juan Torres López hizo ejidatario a su hijo José Juan Torres Cuestas, y para rematar el Tesorero Ramón Avalos Martínez hizo ejidataria a su esposa Evarista Meléndez Gómez, y no conformes con eso el Presidente hace ejidataria también a su cuñada de nombre Josefina López Rodríguez.

En esta acta se dieron de alta a otras 25 personas con el carácter de ejidatarios perjudicando con esto a los demás ejidatarios debido a que se verán afectados en la porción de tierras de uso común que legalmente les tocaba.

Al parecer ya sus mismos seguidores se están cansando de todas las transas que han estado haciendo a lo largo de estas últimas administraciones y ellos mismos nos dan los documentos para publicarlos con el afán de que los ejidatarios se enteren de lo que pasa en el ejido, ya que solo unos cuantos sabían debido a que estás actas nunca se han leído en las asambleas.

Como dicen y lo dijo el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en una ocasión en la conferencia mañanera del día 4 de febrero del 2019 “EL PUEBLO SE CANSA DE TANTA PINCHE TRANSA”, Se acerca el cambio de Comisariado Ejidal y se espera que en esta ocasión los ejidatarios les cobren la factura a estas gentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí