TIERRA NUEVA, S. L. P. – Un grupo de entusiastas personas se pusieron manos a la obra para construir, con sus propios medios, un nuevo camino a la localidad de Salitrillo, pues el antiguo camino, que por siempre había servido como servidumbre de paso, fue bloqueado por ejidatarios de la localidad de El Fuerte, perteneciente a Santa María del Río de una forma por demás sorpresiva. Era el paso a Parritas. 

Ante la acción tomada por los mencionados ejidatarios y la urgente necesidad de contar con una buena vía de acceso, un grupo de personas, encabezado por el señor Gelo Acevedo y decenas de vecinos del Salitrillo, se dieron a la tarea de abrir un nuevo camino de terracería, se metió maquinaria especializada y todos los participantes en el proyecto trabajaron como uno solo. 

Lo que parecía una labor titánica, que en realidad sí lo fue, con el esfuerzo de todos los que pusieron su granito de arena, finalmente el camino fue terminado y, para sorpresa de propios y extraños, quedó en condiciones óptimas para el paso de vehículos motorizados. El camino por donde no les permitieron ya pasar estaba en deplorable estado, los vehículos debían desplazarse a vuelta de rueda. 

El camino que abrieron es bastante más ancho y por mucho más parejo, lo cual permitirá llegar a la población en menor tiempo y los automotores no correrán el riesgo de averiarse, no al menos con la frecuencia que solía darse cuando utilizaban la otra brecha, por lo cual el beneficio es aún mayor. Se demostró que cuando se quiere se puede y más aún, cuando hay organización. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí