VILLA DE REYES, S. L. P. – Usuarios del servicio público de pasajeros se quejan de la atención, el servicio que prestan los choferes de la empresa Flecha Amarilla, en ocasiones no se detienen cuando les hacen la parada en los parabuses, para permitirles subir, en otras si se les pide algún favor les ignoran, como cuando van a sacar bultos de portaequipaje, simplemente les dicen que no está dentro de sus funciones. 

También se han presentado problemas al abordar los autobuses, porque se les ha negado hacerlo a quienes no llevan cubrebocas, lo cual es entendible, pero los usuarios argumentan que es una emergencia, requieren trasladarse a sus centros de trabajo y, por la hora que es muy temprano están las tiendas cerradas y no hay en donde poder comprarlos. 

Reportan usuarios, a través de redes sociales que; “Es una falta de respeto que algunos choferes de Flecha Amarilla, de la ruta Vila de Reyes-San Luis, se comporten de una manera prepotente y desagradable, cuando los pasajeros piden un favor”, se trata de una mujer quien pidió al operador le ayudara a bajar la carriola de su bebé y no quiso auxiliarla, otros pasajeros le brindaron la ayuda. 

Otro señaló que hacía días trató de viajar y no le vendieron el boleto, con el argumento que no traía cubrebocas, pero ahí estuvo un rato, en la terminal, vio cuando llegó el autobús y el chofer no traía cubrebocas.  

Como solución al problema proponen que se permita de nueva cuenta operar al grupo SENDA, pues cuando había competencia entre ambas empresas el servicio era mejor y los precios más bajo, ahora con el monopolio que tiene Flecha Amarilla el servicio ha ido para abajo y el costo del pasaje para arriba. 

Además hay reportes de usuarios, también en redes sociales, donde señalan una anomía más; mientras conducen, algunos, mandan mensajes de texto o hablan por teléfono. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí