La disminución de la población ocupada se reflejó principalmente en restaurantes, servicios de alojamiento y comercio

México pasó de tener 57.2 a 53.8 millones de personas económicamente activas, de julio a septiembre de 2020, es decir, una disminución de 3.6 millones de personas, comparado con el mismo periodo del año anterior.

Lo anterior significa que la tasa de desocupación para el tercer trimestre del 2020 se estimó en 5.1% de la Población Económicamente Activa (PEA), tasa superior al 3.7% del 2019.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Enoe), la disminución de la población ocupada se reflejó principalmente en restaurantes, servicios de alojamiento y comercio, con una reducción de 1.1 millones cada uno.

Asimismo, se mostró en la pérdida de empleos de tiempo completo, disminución de la ocupación en los micronegocios y en condiciones de informalidad.

En tanto que la población ocupada fue de 51 millones de personas, lo que representó una caída de 4.2 millones respecto al año anterior: 1.8 millones son hombres y 2.4 millones mujeres.

abe mencionar que los trabajadores subordinados y remunerados concentraron el 68.7% del total de la población ocupada y los trabajadores por cuenta propia representaron 22.3% para el tercer trimestre de este año. En términos absolutos entre el tercer trimestre de 2019 y el mismo periodo de 2020 registraron una disminución de 2.4 millones y de 1.1 millones, respectivamente.

De igual manera, el total de las 39 ciudades para las cuales ofrece información la encuesta reportaron una tasa de desocupación de 6.4%, una tasa de subocupación de 18.3% (personas ocupadas que tiene la necesidad y disponibilidad de trabajar más tiempo), una tasa de condiciones críticas de ocupación de 21.8% y una tasa de informalidad laboral de 41.6%.

En ese sentido, las ciudades de Cancún con 12.6%, Saltillo con 8.1% y León con 7.9% fueron las tasas de desocupación más altas; frente a las ciudades de Tijuana con 2.1%, Oaxaca 2.9% y Cuernavaca con 3.2%, que reportaron las tasas más bajas en el tercer trimestre de 2020.

Por otro lado, la tasa de subocupación aumentó, puesto que pasó a 17% después de registrar 7.8 en el mismo periodo de 2019.

En términos generales, los resultados del levantamiento de la Enoe del tercer trimestre de 2020 “muestran una lenta recuperación de la ocupación, que está todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia”.

En resumen, los cambios más importantes entre el tercer trimestre de 2019 e igual trimestre de 2020 fueron una disminución de la PEA por la vía de la población ocupada, la cual se ve reflejada en la caída de la ocupación en el sector terciario, principalmente en restaurantes, servicios de alojamiento y en el comercio; pérdida de empleos de tiempo completo, disminución de la ocupación en los micronegocios y en condiciones de informalidad, así como un aumento de la desocupación, la subocupación y en la ocupación en situación crítica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí