SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Después Luego de un proceso ordenado y coordinado de revisión por parte de su Junta de Gobierno, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) notificó a Operadora de Recursos Reforma, S.A. de C.V., S.F.P. la revocación de su autorización para operar como Sociedad Financiera Popular, luego de acreditarse el incumplimiento de requerimientos de capitalización establecidos en la Ley de Ahorro y Crédito Popular (LACP). 

Las deficiencias que originaron este acto de autoridad, tales como incumplimientos recurrentes a los niveles de capitalización, una gestión de riesgos inapropiada y cobranza deficiente, se presentaron desde 2017 y no fueron solventadas a pesar de la insistencia de la autoridad reguladora. Esta decisión tiene como objetivo proteger a los ahorradores de la Sociedad Financiera Popular con saldo en sus cuentas de ahorro. 

Prácticamente la totalidad de los ahorradores de la sociedad podrán recuperar la totalidad de los recursos depositados en las cuentas, mediante la aplicación del seguro de depósitos del Fondo de Protección, cuyo importe garantizado cubre hasta 25,000 UDIs por ahorrador (aproximadamente 165,000 pesos). A partir de hoy, se informará en las páginas del Fondo de Protección (http://www.prosofipo.mx/) y de Operadora de Recursos Reforma los requisitos para la presentación de las solicitudes. 

La revocación de esta sociedad es un caso aislado y no representa un riesgo para la estabilidad del sector de finanzas populares. Las prácticas detectadas y la situación de Operadora de Recursos Reforma no corresponden a la generalidad del comportamiento en el sector. Las autoridades financieras trabajan en coordinación permanente para reducir riesgos que comprometan la estabilidad, integridad y correcto funcionamiento del sistema financiero, especialmente en la actual coyuntura derivada de los efectos económicos del COVID-19. 

Según información proporcionada por la CNBV; la caja operó con comisionistas no autorizados que eran reportados a la CNBV como sucursales. No solo eso, tenían registros indebidos para capitalizarse, cayó en deterioro de su cartera de crédito. También tenía una administración deficiente. Todo ello observado desde 2017 y sin embargo, no solventaron las deficiencias, a pesar de la insistencia de la autoridad reguladora. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí