Un grupo de policías municipales, armaron una particular tomadera a bordo de una patrulla de la corporación; lo anterior, pese a estar prohibido en los reglamentos de tránsito, el consumo de bebidas embriagantes previo o durante la conducción de vehículos motorizados, sin pasar por alto que el personal se encontraba activo.

A través de redes sociales se dio a conocer el video, en el que se muestra el momento exacto en que los uniformados acudieron a un punto de venta de cerveza, ahí compraron las bebidas, para luego abordar la patrulla y posteriormente retirarse de la zona sin contratiempo alguno.

En la grabación se aprecia que los agentes viajaban a bordo de la patrulla marcada con el número 4200 y sin importarles que se encontraran en horario laboral.

Según vecinos, es común que los policías municipales acudan a este tipo de lugares para comprar toda clase de bebidas embriagantes, mismas que consumen con toda impunidad, sin importantes absolutamente nada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí